Pesadez existencial

20 Ago

Siempre estamos presentes, abrumadoramente presentes, dolorosamente presentes aguantando la densidad del aire. Solo en la calidez de los sueños el mundo se vuelve ligero, moldeable. Es ahí que podemos desvanecernos, ser etéreos, estar ausentes.
Solo un par de horas al día.

A veces, ni eso.

Anuncios

Escribime que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: